LATAM.- La pandemia de coronavirus está afectando más a las mujeres que a los hombres en América Latina, sobre todo a las embarazadas, amenazando con anular 20 años de avances en el acceso a la planificación familiar, dijo el miércoles la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Las mujeres son más proclives a vivir en la pobreza que los hombres, a tener empleos no remunerados y a perder su trabajo durante la pandemia, mientras que las embarazadas tienen un riesgo mayor de contraer casos severos de COVID-19, dijo el brazo regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“En este momento, muchas latinoamericanas enfrentan la elección imposible entre ganar un salario y proteger su salud. Y para demasiadas, el cuidado de la salud sigue fuera de su alcance”, dijo la directora de la OPS, Carissa Etienne, en una sesión informativa.

De acuerdo a estimaciones de la ONU, hasta 20 millones de mujeres en América verán alterado su control de natalidad durante la pandemia, ya sea por no tener servicios disponibles o porque no tendrán los medios para pagar métodos anticonceptivos.

Los servicios reproductivos están siendo impactados, mientras el cuidado de los embarazos y recién nacidos se ha visto afectado en la mitad de los países de América, dejando a las embarazadas y nuevas madres en riesgo.

“Si esto continúa, se espera que la pandemia destruya más de 20 años de progreso en ampliar el acceso de las mujeres al planeamiento familiar y el abordaje de las muertes maternas en la región”, dijo Etienne.

Algunas embarazadas podrían pasar todo su embarazo sin ver a un médico, en un momento en que los cuidados son vitales.

Debido al cambio de sus sistemas inmunes durante el embarazo, las embarazadas son más vulnerables a infecciones respiratorias, como COVID-19, y si enferman, tienden a desarrollar síntomas más graves que requieren intubación.

Datos de 24 países indican que más de 200.000 embarazadas han enfermado de COVID-19 en América y al menos 1.000 han muerto por complicaciones, según la OPS.

REUTERS