CDMX.- La marca país se ha debilitado, ha perdido competitividad, no se ha modernizado y tampoco se le han destinado recursos pese a que está en manos de particulares, coinciden especialistas del sector.

De hecho, en 2020, la marca México descendió ocho posiciones al ubicarse en el sitio 72 respecto de 2019, según el último reporte de Future Brand. Además, ha sido una de las naciones cuya imagen más se ha desplomado desde 2014, cuando se ubicaba en la posición 55.

De acuerdo con el informe, para que la marca de un país se debilite existen factores como que no es digno de confianza, es débil, anticuado, corrupto, económica y políticamente inestable, inseguro, agresivo, malo para los negocios, entre otros.

En estos últimos años en los que la marca no ha sido cuidada como debe ser estamos viendo una pérdida económica y social. La marca país representa una serie de atributos que permiten vender mejor al país y estamos en graves problemas de competitividad turística desde que desapareció el Consejo de Promoción Turística de México, organismo que durante 20 años la cuidó y la hizo crecer hasta hacerla una de las más fuertes en el turismo a nivel mundial, señaló Benjamín Díaz, presidente de Ad Nova Comunicación Estratégica.

Explicó que al perder competitividad se perciben menos ingresos, lo que impacta directamente en un costo económico y rezago social de los destinos turísticos.

Cancún y Puerto Vallarta recibían en el pasado turistas de un nivel adquisitivo alto que ahora prefieren ir a otros destinos por temas de inseguridad, limpieza, etcétera.

GRAVE ERROR

El especialista indicó que la marca país debe ser administrada por el gobierno federal debido a que es un valor intangible. “Fue un gravísimo error dársela a un particular. Es como poner en manos de particulares la comercialización del Himno Nacional”, apuntó.

En marzo de 2019, la secretaría de Turismo firmó un convenio de concertación de acciones con Creatividad y Espectáculos (CREA) para darle el uso exclusivo de la marca México en las ferias internacionales.

Díaz dijo que eso significó una política regresiva debido a que hoy asisten a las ferias sólo los destinos que pueden pagar y no como se hacía antes cuando el CPTM generaba un apoyo.

Generas un efecto negativo porque pueden ir los que puedan pagar al privado que maneja la marca, comercializa los stands, y las oportunidades de ventas en grandes ferias y los pequeños que antes tenían ayuda del CPTM hoy en día están fuera de la jugada.

Falta de inversión

Roberto Gaudelli, director de la agencia de publicidad y relaciones públicas Gaudelli MCW, indicó que para recuperar el posicionamiento de la marca México hace falta inversión y un plan estratégico de comunicación.

“Los privados que están manejando la marca están viendo un negocio y su preocupación no es su desarrollo. Hay que ponerle recursos y no sólo tratar de sacarle”.

Puso como ejemplo la marca Caribe mexicano a la cual se le realizan inversiones, participa en ferias y ahora tiene más recursos mediante un nuevo impuesto que se cobra a los turistas denominado Visitax.

Están convencidos de que si no se apoya a la marca, esta se desvanece en la mente del consumidor y lo mismo está haciendo Los Cabos, destino que no está esperando que el gobierno federal le de dinero sino que el sector privado está aportando mediante un fideicomiso.

Coincidió que la marca México ha retrocedido debido a que el gobierno federal no tiene confianza de lo que representa.

MIRIAM PAREDES / DINERO EN IMAGEN