• Usurpan candidaturas destinadas a personas indígenas y LGBTTIQ+ en Oaxaca

OAXACA.- Al menos tres fórmulas registradas en los espacios exclusivos para las personas LGBTTIQ+ así como para indígenas, fueron utilizadas por aspirantes a la diputación local que no forman parte de la comunidad de la diversidad sexual y tampoco cuentan con trabajo o agenda en favor de los derechos de los pueblos originarios.

Un ejercicio de revisión realizado tanto por integrantes de la Red Chimalli, Las Constituyentes Feministas así como integrantes de la comunidad trans del Istmo de Tehuantepec, denunciaron a los falsos perfiles que burlaron las acciones afirmativas establecidas por el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO).

En el caso de los falsos integrantes de la comunidad LGBTTIQ+ una de estas fórmulas corresponde a la que abandera Cristian Antonio Torres Garfias como candidato por representación proporcional por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y lleva como suplente a Héctor Nicolás Medina Zamudio cuyo espacio habría sido peleado por su madre Consuelo Zamudio González quien a su vez busca la presidencia municipal de Tehuantepec.

En el caso de Nancy Benítez Zárate es acompañada en la fórmula por Reyna del Carmen Quiroz Enríquez, quienes presentaron ante el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), su autoadscripción como LGBTTIQ+, sin que ésto sea real.

“La comunidad LGBTTI ha luchado por estos espacios, pero vemos personas arribistas que no les corresponde y esto es violar los derechos de la comunidad de la diversidad sexual. NO puede seguir pasando esto, es lastimoso”, señaló Joseline Sosa Gómez, activista muxe de origen zapoteca y candidata a la diputación federal por el distrito 5 por el partido Fuerza Por México.

Consideró necesario que el órgano electoral local tome cartas en el asunto para sancionar estas acciones pues de lo contrario continuará pasando. Además de la violación a derechos y la burla a las reglas electorales, el riesgo de que lleguen personas que no son de la diversidad sexual, será el retroceso, apuntó.

“Esas personas no saben de las necesidades de la comunidad LGBTTIQ+, esas personas no saben lo que nos han hecho, esas personas han votado a favor de que se nos excluya de cualquier cargo político”.

A su vez Diana Luz Vázquez, integrante de Las Constituyentes, agrupación política feminista y abolicionista de izquierda agregó que las acciones afirmativas fueron establecidas precisamente para garantizar la participación de los sectores históricamente vulnerados y excluidos, con la finalidad de que lleven las agendas de cada uno de estos grupos poblacionales.

“Yo quisiera saber si Nancy en algún momento, cuando ella ya estuvo en una campaña previa, encabezó la agenda LGBTTI, ¿cuándo su narrativa en redes sociales ha tenido la agenda LGBTTI?, entonces eso es usurpación. Una persona que llega al Congreso inscrita como de la comunidad LGBTTIQ+ tiene un compromiso con esa agenda, porque está llegando por esa causa y se espera que la defienda”.

Las acciones afirmativas -señaló- deben de defenderse para que no se vuelvan “una trampa del patriarcado y una forma de desplazar de nueva cuenta a los grupos discriminados”.

Durante las elecciones de 2018 en Oaxaca, magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación cancelaron 17 candidaturas de falsos trans. En las presentes elecciones, se advierte que sean presentadas impugnaciones.

UNA ACTA DE NACIMIENTO NO ES SUFICIENTE

Respecto de los espacios para las personas indígenas, tras el inicio de campaña el pasado 24 de abril la candidata del PRI por el distrito 11 con cabecera en Matías Romero, Yarith Tannos fue severamente cuestionada por haber utilizado las acciones afirmativas al registrarse como candidata indígena, sin contar con trabajo, trayectoria o autoadscripción previa. La ex legisladora no cuenta con ningún antecedente al respecto y logró colarse a través de las acciones afirmativas al presentar un acta de nacimiento que avala haber nacido en Marías Romero.

En este sentido, la Red Chimalli por los Derechos de Todas y Todos, acusó usurpación de identidades indígenas.

Norma Iris Santiago Hernández, integrante de la Red y exconsejera del IEEPCO indicó que frente a esta situación hay responsabilidad del estado mexicano y tendría que intervenir para evitar que se burlen los derechos de los pueblos indígenas

“El usurpar la identidad indígena no sólo lesiona los derechos en lo individual de las personas que sí tienen una autoadscripción calificada, sino que también a las colectividades denominadas pueblos y comunidades indígenas y pueblos y comunidades afromexicanas”, explicó Santiago Hernández sin particularizar algún caso en específico.

El convenio 169 de la OIT -argumentó- obliga en materia de derechos de pueblos y comunidades indígenas, al estado mexicano a desarrollar una acción coordinada, sistemática para la protección de los derechos y comunidades indígenas y para ello enumera una serie de obligaciones; por ejemplo, que las comunidades indígenas deben tener protección cuando se violen sus derechos.

Lo que actualmente está pasando no es una situación menor y tampoco es posible tolerar violaciones flagrantes, dijo.

Por lo pronto, advirtió que el grupo de mujeres indígenas y afro que a lo largo del proceso ha dado la batalla por el respeto a las acciones afirmativas podrían acudir a otras instituciones del estado de mexicano para denunciar lo que ocurre en Oaxaca. “No es ético ni correcto apropiarse de las identidades indígenas ni afro, mucho menos correcto que las instancias lo toleren o sean omisas en su obligación de ser escrupulosos para que se cumplan las acciones afirmativas”.

Adelantó que solicitaron al IEEPCO informe sobre los requerimientos y cumplimiento de los partidos políticos hacia las reglas del juego.

Consideró que presentar un acta de nacimiento no es suficiente para hacer uso de las acciones afirmativas, sino demostrar una autoadscripción calificada en la que demuestren que se tiene vínculo, pertenencia, que es un miembro activo con la comunidad y que es evidente que tiene una relación con la localidad.

LA SILLA ROTA