CDMX.- El exceso de mortalidad, es decir, aquellos fallecimientos que no se esperaban, pero ocurrieron durante la pandemia, alcanzó las 444 mil 722 registros hasta el 6 de marzo, y aunque no todos estos decesos son consecuencia directa del nuevo coronavirus, la cifra permite revelar el impacto de la crisis sanitaria en México.

Los datos del Sistema de Información en Salud de la Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades Respiratorias (Sisver) muestran que para entonces se reportaban 196 mil 272 defunciones confirmadas por Covid-19, lo que representa una diferencia de 248 mil 450 decesos respecto al exceso total registrado hasta el momento.

Hasta el 6 de marzo, uno de cada 283 residentes de México perdió la vida a causa de la pandemia, ya sea porque enfermó de Covid-19, o bien por la falta de atención médica, la suspensión de tratamientos crónicos o accidentes que no pudieron atenderse por la saturación hospitalaria derivada de la crisis sanitaria, según datos de la última actualización del reporte de exceso de mortalidad de la Secretaría de Salud federal (SSa).

El informe, que se nutre de al menos tres fuentes distintas de información para estimar el número de fallecimientos en exceso durante la pandemia, reconoce que en México han ocurrido 444 mil 722 muertes más de las esperadas en los últimos 12 meses, una cifra que representa un subregistro de dos decesos extras por cada uno que fue confirmado por Covid-19 ante el Sistema de Información en Salud de la Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades Respiratorias (Sisver).

Sin embargo, la proporción de decesos en exceso atribuidos al nuevo coronavirus cambia si se toma en cuenta la información de la base de datos del Registro Nacional de Población (Renapo), en la que 71.1% de estos registros pertenecen a personas que perdieron la vida por Covid-19, lo que representa un total de 316 mil 344 víctimas directas de la pandemia en México.

Mientras que la semana del 17 al 23 de enero ha sido la más letal de la pandemia con 28 mil 463 muertes más a las esperadas, el periodo entre el 7 y 13 de febrero reportó el mayor porcentaje acumulado de defunciones en exceso al alcanzar un pico de 50.5% en este indicador que mide el desfase entre los decesos observados en años anteriores y los registrados durante la crisis sanitaria.

En cuanto a la situación en los estados, la Ciudad de México acumula la mayor cantidad de muertes en exceso con 87 mil 702 víctimas, una cifra que difiere por 22 mil 505 registros con la que presentaron autoridades capitalinas el domingo por la tarde, y que tiene una fecha de corte más reciente, por lo que el nivel de subregistro en esta entidad es altamente variable.

EJE CENTRAL