MÉXICO.-  Este miércoles autoridades de investigación llevaron a cabo tres cateos simultáneos  en municipio de Asunción Nochixtlán en el estado de Oaxaca, por la investigación de la desaparición de la ciudadana México – Británica Claudia Uruchurtu.

La pesquisa se realizó en cumplimiento a la orden judicial por el delito de destrucción clandestina de cadáver, en agravio de quien resulte sujeto pasivo.

Dichos cateos, se dan después de la denuncia hecha por las hermanas mexicano-inglesas de Claudia Uruchurtu, activista desaparecida desde el pasado 26 de marzo en Nochixtlán. Los hornos cateados se encuentran en jurisdicción de ese municipio de la región mixteca, de cuya plaza principal se presume que fue desaparecida la activista, tras protestar en contra de la presidenta municipal Lizbeth Victoria Huerta del partido gobernante Morena.

PRIMERA DESAPARICIÓN FORZADA DEL RÉGIMEN DE MORENA

“El caso de nuestra hermana Claudia es el primero de desaparición forzada cometidas por el Estado mexicano en los tiempos de la Cuarta Transformación, van 19 días sin que tengamos noticias de nuestra hermana”, y denunciaron que no hay avances en la investigación que permita dar con su paradero.

Asimismo Amnistía Internacional (AI) urgió al gobierno de México y al de Oaxaca para que aparezca con vida la activista británica y defensora de derechos humanos, Claudia Uruchurtu, víctima de desaparición forzada en el municipio de Asunción Nochixtlán.

En una carta enviada por Edith Olivares Ferrato, representante del organismo internacional en México, se solicitó iniciar la búsqueda de la víctima empleando todas las fuerzas de seguridad estatal y federal, así como intensificar el trabajo con perspectiva de género, de forma urgente, expedita y diligente.

Claudia Uruchurtu, de 48 años, desapareció el pasado 26 de marzo luego de participar en una manifestación en contra de la alcaldesa Lizbeth Victoria Huerta (Morena),que fue disuelta por la policía municipal y desde ese evento testigos aseguran que fue levantada la mujer, por lo que responsabilizan de su desaparición a la edil.

La familia de la activista denuncia que las instituciones de gobierno ni siquiera investigan pese a los llamados del Comité de Desaparición Forzada de la ONU y de distintos funcionarios y congresistas del Reino Unido, como Corín Robertson, embajadora británica en México.

La hermana de la mujer desaparecida relató que su Claudia venía desarrollando una serie de denuncias contra la presidenta municipal de Nochixtlán, Lizbeth Victoria Huerta, por desvío de recursos y actos de corrupción. Por ello considera que todo está vinculado y no fue un hecho aislado. Argumentó que tampoco les han pedido rescate, por lo cual no se trata de un secuestro, sino de una desaparición forzada del estado mexicano.

Ante la falta de capacidad de las instancias mexicanas, la familia de Claudia Uruchurtu ha pedido apoyo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y Amnistía Internacional. También han hecho uso de su nacionalidad británica, recibiendo mucho más apoyo de Inglaterra que de su contraparte en México, indicó la hermana.

“Llevamos 19 nueve días, carpetas, folios y papeleo y ninguna clara pista del paradero de nuestra hermana, por eso hacemos esta petición al pueblo de Nochixtlán, para que nos ayuden si tienen cualquier información. En su casa la espera mi madre y su hijo Enrique”, refirió ante la prensa.

Las hermanas de Claudia mostraron su inconformidad con la forma en la que se lleva la investigación, pues consideran que son erróneos y no llegan a ninguna conclusión ni arrojan información de dónde puede estar.

Se queja de que la Fiscalía de Oaxaca indaga como un delito de “desaparición cometida por particulares”, lo que excluye a funcionarios o agentes del Estado mexicano como presuntos responsables, cuando todo lo señala que es una desaparición forzada a manos de agentes de gobierno.

“No vamos a parar, es nuestra esperanza (.) Partimos del principio de que mi hermana está viva, la queremos viva”.

Por otras agresiones que han sido denunciadas la población de Nochixtlán protestaron el 26 de marzo a las 10 de la noche en la explanada municipal, desde donde se presume que se llevaron a Claudia.

La familia reporta que fue interpuesta una queja ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) y no se descarta acudir a todas las instancias internacionales con las que México tenga convenio.

Esta queja se suma a los llamados que ha hecho el Parlamento y el gobierno del Reino Unido, pues algunos de sus integrantes han sido convocados a instancias del gobierno mexicano para hacerle manifiesto su preocupación por el caso de Claudia, que permanece desaparecida sin que las autoridades de Oaxaca tomen cartas en el asunto de manera seria.

La presidenta municipal de Nochixtlán, Lizbeth Victoria Huerta, señalada como responsable de su desaparición y quien busca la relección en el proceso electoral que se avecina se deslindó con un mensaje en sus redes sociales donde acusa un linchamiento en su contra.

“Me deslindo de todo señalamiento en mi contra que esté relacionado con la desaparición de una de nuestras ciudadanas (Claudia Uruchurtu)”.

La alcaldesa de Nochixtlán, en un comunicado, que dirige al presidente Andrés Manuel López Obrador, al gobernador Alejandro Murat Hinojosa y al fiscal general Arturo Peimbert Calvo, la política asegura que “hay un linchamiento mediático” al vincularle con la desaparición de Claudia Uruchurtu Cruz.

UNO MÁS UNO / BILLIE PARKER