MÉXICO.– Anabel tenía cuatro hijos, pero en un arranque por problemas como su ex, los asesinó asfixiándolos con una cuerda.

La mujer originaria de Chimalhuacán, Estado de México, vivía con su familia en Chignahuapan, Puebla.

Las primeras investigaciones señalan que por las constantes peleas con el padre de sus hijos decidió en venganza quitarles la vida.

Con dos de los menores lo consiguió ya que a una bebé de dos años y un niño de 9 los ahogó con una cuerda, pero al parecer recapacitó y decidió quitarse la vida, pero no logró su cometido ya que la cuerda se rompió.

El hecho se registró cuando la mujer llegó a una casa deshabitada en el barrio de Ixtlahuaca y ahorcó a su hija de 2 años, después hizo lo mismo con un menor de 9 años.

Antes de terminar con la vida de otros dos niños de 6 y 11 años, Anabel decidió entregarse a la policía,  antes de matar a los niños, la mujer intentó quitarse la vida, pero no lo hizo porque la cuerda con que intentó colgarse no soportó su peso y se rompió.

Elementos de la Fiscalía General del Estado de Puebla, de la policía Estatal y municipal para acordonar el área y realizar las diligencias correspondientes.

LÍNEA DIRECTA