CDMX.- El dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, se sumó a las críticas contra el aspirante a la gubernatura por el Partido Encuentro Solidario (PES), Jorge Hank Rhon, de quien dijo es “un candidato delincuente y misógino”.

De visita en esta ciudad para participar en la campaña de la aspirante morenista, Marina del Pilar Ávila Olmeda, Delgado comentó: “no deberían extrañarse”, luego de que se le cuestionó sobre la denuncia que interpondrá el PES ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) en contra del gobernador Jaime Bonilla.

Ello porque la semana pasada el mandatario bajacaliforniano aseguró que Hank Rhon es el representante del Cártel Jalisco Nueva Generación en el estado, y lo responsabilizó de la violencia que padecen.

Delgado también fue cuestionado por la primera escisión de operadores y empleados de Jaime Bonilla, quienes se unieron a la campaña de Jorge Hank Ron: el diputado Víctor Morán y su esposa, Blanca Fabela Dávalos, quien fuera directora del Desarrollo Integral para la Familia.

“Que les vaya bien, nos vemos en las urnas”, soltó el líder de Morena, quien luego añadió: “tienen convicciones fragilitas”. Y recalcó que no será necesario expulsarlos del partido, pues “ya se fueron”.

Ambos exoperadores de Bonilla asistieron al arranque de campaña de Hank Rhon en Tijuana, acompañados de su hijo Manuel Alexandro Morán Fabela.

Por otra parte, este lunes el exalcalde realizó proselitismo en Playas de Tijuana, donde visitó a los vecinos y les prometió buscar apoyo para la cultura, el deporte y el arte.

Hank Rhon también se reunió con simpatizantes vía electrónica, y habló de la falta de seguridad en la entidad, así como la incertidumbre para invertir.

FUENTE: PROCESO