En Oaxaca las zonas turísticas y arqueológicas se han convertido en un negocio privado para los se encargan de ellas como para los guías de turistas sin acreditación, quienes se han coludido para formar una red de corrupción mediante la cual desvían millones de pesos que deberían ser utilizados para preservar estos lugares.

En el sector turístico del estado de Oaxaca se ha creado una mafia en la que participan tanto trabajadores informales como formales y funcionarios públicos, la cual ha sido responsable de desviar millones de pesos. A pesar de que autoridades de los tres niveles de gobierno han sido informadas de todas estas prácticas irregulares, al día de hoy no han tomado acciones para erradicarlas

No obstante, mientras no se combata la reventa de boletos y la corrupción entre los encargados  y agencias de turismo en las zonas arqueológicas y turísticas, se seguirán desviando millones de pesos.

Reporte completo: http://bit.ly/31Bnik1