En medio de tremenda borrachera el Síndico Procurador del municipio de San Pedro Pochutla, Antonio Cabrera García, fue captado mientras dormía al interior de un lugar dónde se promueve la prostitución, según testigos también insultaba a mujeres de la vida galante que laboraban el lugar.

Embelecado por su cargo como funcionario municipal, amenazo con cerrar el lugar, esto porque personal del bar le habían pedido retirase debido a su alto grado de alcohol y grotesco comportamiento.

Ante la reacción del servidor público optaron por dejarlo en la mesa con su bebida, desde donde cortejaba a toda mujer que pasaban cerca de él. Tiempo después se quedó dormido, por lo que solicitaron el apoyo de la policía municipal, quienes se negaron a actuar en contra de su jefe. Por lo que decidieron documentar el hecho.

Esta es la segunda ocasión que el Síndico Procurador se ve envuelto en un escándalo, ya que semanas antes su hermano de nombre Ayoxin Cabrera García, fue acusado de atropellar a una mujer mientras manejaba a exceso de velocidad y en estado de ebriedad. No obstante el señalado fue absuelto por Antonio Cabrera y no enfrentó cargos. 

San Pedro Pochutla, ubicado en la Costa oaxaqueña, es uno de los 40 municipios que cuentan con Alerta de Género por los constantes actos de violencia en contra de mujeres, niñas y adolescentes, siendo la trata y la explotación sexual, uno de los principales problemas que enfrenta la región. Situación que pareciera no importarles a los integrantes del gobierno que encabeza la morenista Saymi Pineda Velasco, particularmente a su representante jurídico.