Apro.- Luego de dos días de protestas, campesinos del municipio de Escuintla fueron desalojados de una vía carretera que mantenían bloqueada en la zona Costa de Chiapas, en protesta por la falta de agua potable en sus comunidades.

Tras el desalojo con gases lacrimógenos, a manos de policías federales y estatales, y miembros de la Guardia Nacional, los inconformes quemaron las instalaciones de la presidencia municipal.

Los campesinos, de la cabecera municipal y otras comunidades, exigen la destitución del alcalde, por no cumplir –en este primer año de gobierno– con la obra pública prometida.

Proceso