MÉXICO.- El próximo año, continuará la crisis económica y sanitaria derivada del COVID-19, que los estados y municipios deberán enfrentar para con un recorte de más de 30 mil millones de pesos en las participaciones federales, del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021, que ya fue aprobado por la Cámara de Diputados.

En 2020, el gobierno federal dio a los estados 951,454 millones 805,252 pesos, pero para el próximo año se prevén 921,402 millones 640,917 pesos, es decir, una disminución de 4%.

En donde sí tendrán un aumento las entidades, es en las aportaciones del gobierno federal que se prevé pasarán de 759,760 millones a 777,842 millones de pesos para 2021, es decir, un aumento de 2.4%.

Tanto las aportaciones y participaciones son parte del gasto federalizado el cual es la principal fuente de los ingresos de los gobiernos estatales. Las primeras son recursos que se les entregan a los gobiernos y que están etiquetados para que se utilicen en rubros como educación o salud; mientras que los segundos son fondos de uso libre.

La disminución en participaciones afectaría más a Nayarit que pasaría de tener 9,264 en 2020 a 8,580 mdp (-10-5%), seguido de la Ciudad de México que tendría una reducción de 6,029 millones de pesos (-9.1) y Quintana Roo que tendría un recorte de 820 mdp (-9.2%).

Lo aprobado este miércoles por la Cámara de Diputados, desató nuevamente los cuestionamientos de los gobernadores de oposición, principalmente de los 10 que integran la Alianza Federalista y quiénes por semanas, han exigido más recursos para los estados y han amenazado con salirse del pacto fiscal.

Los gobernadores de la Alianza Federalista afirman que, para el próximo año, los estados y municipios tendrán un recorte de 182,937 millones de pesos en total. De acuerdo con sus estimaciones, para el 2021 dejarán de recibir 75,000 mdp en salud; 6 ,557 millones en salariales y económicas; 62,401 menos de participaciones a entidades y municipios, entre otros conceptos.

AGENCIAS