CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En el país se tienen registrados 560 conflictos socio ambientales, de los cuales 173 son con la industria minera, 86 hídricos, seguidos por la expansión de la industria energética y extracción de energéticos, entre otros, informó el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Víctor M. Toledo.

“Los estados con mayor número de conflictos mineros son: Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Zacatecas, Chihuahua y Colima. Todo lo tenemos mapeado a nivel municipio. El caso de los problemas con el manejo del agua están Jalisco y Estado de México. Con conflictos energéticos están Oaxaca, Veracruz y Puebla”, señaló.

Detrás de cada conflicto, indicó, hay poblaciones locales, municipales, comunidades especialmente en las zonas indígenas que están luchando por defender sus territorios. Ahí, añadió, aparece el rol de los llamados defensores ambientales que están resistiendo por defender su territorio, su historia, su cultura, sus costumbres, equilibrio en el paisaje y su equilibrio regional.

Sobre la situación de la Semarnat, Toledo destacó que en la etapa neoliberal México sufrió por la descoordinación en las principales áreas de la secretaría y el aflojamiento de la aplicación de las leyes, especialmente con las industrias contaminantes en las primeras cuencas del país. “Estoy hablando del Río Atoyac y Papaloapan den Oaxaca, del Río Lerma, del Río Sonora, entre otros”.

Proceso