Los Centros Federales de Readaptación Social (Cefereso) de Oaxaca y Chiapas recibieron a 81 internos procedentes de los penales varoniles de Cadereyta, Apodaca y Topo Chico, enviados por el gobierno de Nuevo León.

En el traslado de los reos participaron 142 elementos de diversas corporaciones estatales y federales a bordo de 28 vehículos; estas acciones forman parte de la continuidad de la estrategia que el gobierno de la entidad inició en noviembre pasado para mantener orden, respeto y disciplina en el sistema penitenciario.

El gobierno neoleonés precisó que 40 reos llegaron al Cefereso 13, de Miahuatlán, en la Sierra Sur de Oaxaca, y 41 al número 15 de Chiapas; a las cuatro de la madrugada inició el traslado para después llevar a cabo la identificación y el examen médico respectivos.

Luego de ello, abundó, los reclusos, fueron ingresadas a tres autobuses y trasladados al Aeropuerto Internacional “Mariano Escobedo” bajo un fuerte dispositivo de seguridad.

El resguardo estuvo a cargo de 95 elementos de Seguridad Penitenciaria, 30 elementos de Fuerza Civil, dos policías federales y 15 integrantes de Ejército, apoyados de 25 vehículos y tres autobuses.

Señaló que alrededor de las 08:15 horas, los internos abordaron un avión Boeing 727 de Policía Federal para despegar hacia sus destinos.

Excélsior