Ante el aumento de casos registrados por el coronavirus, Excélsior realizó un recorrido por las instalaciones de la terminal uno del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) donde se identificaron las limitadas medidas que se aplican.

En el pasillo general de la zona de llegadas internacionales, sólo las tiendas comerciales y casas de cambio cuentan con dispensadores de gel antibacterial.

El personal que resguarda las puertas de llegadas internacionales no contaba con guantes protectores de látex ni tapabocas puestos

Tampoco se observó que el personal utilizara gel desinfectante o que se estuvieran lavando las manos constantemente.

Hellen Vieyra, turista procedente de Dallas, Texas, comentó las medidas de seguridad e higiene que les indicó el personal sobrecargo de la aerolínea: “Que te laves las manos cada 30 minutos; de hecho, en el avión las aeromozas traían guantes”.

Añadió que al arribar a la Ciudad de México sólo vio a gente con máscaras, pero nadie le  hizo alguna revisión.

Durante el recorrido tampoco se observó que personal del AICM o de la Secretaría de Salud estuviera dando alguna indicación de medidas de higiene.

“Sistema de seguridad como tal no hay, lo tomamos nosotros como usuarios de las aerolíneas, pero que el aeropuerto te lo diga como tal, no”, señaló otro turista procedente de Houston.

Excélsior