El peso se hunde este lunes a su mínimo nivel histórico en el mercado interbancario, según una medición de Refinitiv Eikon, tras un desplome en los precios del petróleo que se sumó a temores del impacto en la economía por el coronavirus.

Estos movimientos negativos del peso, aunados a datos de la inflación local que superaron las expectativas, podrían inhibir al Banco de México a recortar la tasa referencial mientras la economía se encuentra estancada.

La moneda local –que se encamina a registrar su peor jornada desde el triunfo electoral del presidente estadounidense, Donald Trump, en noviembre de 2016– cotizaba en 21.0920 por dólar, con una pérdida del 4.94% frente al precio de referencia de Reuters del viernes.

Más temprano, la divisa llegó a caer 14% hasta las 22.9290 unidades, su mínimo nivel histórico, de acuerdo con la medición que recoge las posturas reales de los operadores.

“La caída ha sido bastante dramática”, dijo William Jackson, Economista en Jefe de Mercados Emergentes de Capital Economics.

Forbes