Trabajadores de la educación del sector Sierra de Guerrero denunciaron que las escuelas están cerradas en los municipios de Leonardo Bravo y Heliodoro Castillo tras un ataque armado contra un vehículo de transporte público, donde resultó herida una profesora.

Por ello, los docentes recibieron la orden de sus superiores de no presentarse a laborar hasta que se restablezcan las medidas de seguridad en esa zona, reveló a la agencia Apro un profesor que pidió confidencialidad.

La fuente entregó una serie de fotografías donde se observa la unidad tipo Urban de transporte público, que recorre la ruta Zumpango-Tlacotepec y que el domingo pasado fue atacada a balazos en las inmediaciones del poblado de Xochipala en la ruta del corredor que conecta la región Centro con la Sierra de la entidad.

En esa unidad, explicó el docente, fue herida de gravedad una profesora que actualmente está internada en un hospital, pero las autoridades estatales trataron de ocultar la información para no alarmar a la sociedad, indicó.

Después de este hecho violento que se dio luego de un ataque armado en el poblado de Filo de Caballos que dejó cinco muertos el mismo domingo 8, los profesores y médicos que laboran en el sector de la sierra decidieron no subir a trabajar ante la falta de garantías de seguridad.

Esta decisión fue avalada por autoridades educativas, indicó el profesor entrevistado y dijo que los alcaldes de Leonardo Bravo y Heliodoro Castillo también advirtieron sobre el riesgo de abrir escuelas y hospitales.

Además, el sistema de transporte público también estuvo paralizado unos días esta semana y hasta el momento, no se ha regularizado, refirió la fuente.

Las escuelas que permanecen cerradas en la sierra son de nivel básico y en su mayoría pertenecen al sector 6 de Tlacotepec, explicó el docente.