Las autoridades municipales y rurales de las 60 comunidades de Zinacantán acordaron el cierre definitivo de la Escuela Indígena Intercultural Bilingüe Jacinto Canek, con sede en la cabecera de ese lugar.

Lo anterior debido a las “conductas inapropiadas de los estudiantes” que “afectan la imagen del municipio”, dijeron.

Los normalistas se han dedicado a “vandalizar, robar, bloquear casetas y carreteras, saquear tiendas y comercios, no respetar a las autoridades municipales, educativas y de la Secretaría de Gobierno, desprestigiar el nombre del municipio y pintar paredes”, comentaron.

La Jornada