Oaxaca.- A un año de haber renunciado a la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), por el acoso sexual que sufría de parte de sus superiores y compañeros, quienes “tocaban partes de mi cuerpo que yo no se los permitía”, la ex agente Ayerim C.A. denunció que la Fiscalía General de Oaxaca se ha dedicado a proteger al director del grupo Fuerza Especial de Reacción Inmediata (FERI), Teófilo Ruiz Carmona.

La afectada destacó que, si bien existe una demanda penal ante la Fiscalía Especializada para la Atención a Delitos contra la Mujer por Razón de Género, donde se abrió la carpeta de investigación 17679/FMUJ/USEX/2019, el fiscal Rubén Vasconcelos Méndez mantiene en el cargo a Ruiz Carmona.

Lo peor es que éste y sus incondicionales –abundó– son los encargados de dar seguimiento a casos de agresiones de mujeres, cuando su comportamiento es de agravio al sexo femenino, es decir, no cumplen con el perfil para indagar sobre delitos de feminicidios o feminicidios en grado de tentativa.

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca inició el expediente DDHPO/1038/ (01) OAX/2019, luego que la ex agente de la AEI presentó una queja donde señala que Ruiz Carmona la presionó en diversas ocasiones para que lo acompañara a ingerir bebidas alcohólicas.

Ayerim C.A. renunció el 31 de enero de 2019, tras denunciar el acoso sexual por parte de sus superiores y compañeros. Desde entonces, los altos mandos de la Fiscalía General de Oaxaca se han negado a tomar cartas en el asunto.

“Oye, ¿sí vas a venir? ¿Dónde estás? No, ya no vas a venir, llevas como 20 minutos en que te cambias y no te cambias. ¿Te vas a cambiar de cuarto o de qué?”, se escucha en una llamada que Ruiz Carmona hizo a Ayerim, quien afirma que iba a esas reuniones por miedo a perder su empleo.

“¿Vas a venir? Júralo, ¿en qué tiempo llegas? Que vayan por ti. ‘Dicen que vayan por ella’”, se escucha en otro fragmento de la llamada donde insisten a la exagente que acuda a una de las fiestas realizadas por los agentes.

“Es muy seguido que tomen en la base, que es en el Hotel María Inés. Las últimas veces ya de plano les decía no y no, y pensaba: ya que me corran, si así lo quieren. Pero lo que hicieron fue hostigarme laboralmente, es decir, no me dejaban ni descansar”, añadió Ayerim.

Finalmente, ante tanta presión, decidió renunciar, pero luego de salir de la FERI sufrió amenazas, por lo que presentó una denuncia penal y una queja ante la DDHPO.

“Llegué a la Fuerza Especial de Reacción Inmediata, dependiente de la Fiscalía General del estado, por un conocido, (y) al poco tiempo de ingresar comencé a sufrir de acoso. Querían faltarme al respeto y lo hicieron, sufrí humillaciones. Tocaban partes de mi cuerpo que yo no se los permitía”.

No se trata del único caso de mujeres de la AEI que son acosadas sexualmente por mandos superiores o sus compañeros, sin embargo, muchas prefieren acceder para no perder su trabajo.

La FERI es el antecedente la Fuerza Policial creada en 1997 para realizar una serie de tareas específicas, particularmente la obtención de información contra el Ejército Popular Revolucionario (EPR).

Fue creada a iniciativa del entonces gobernador Diódoro Carrasco Altamirano y el procurador Roberto Pedro Martínez Ortiz, a raíz del surgimiento del EPR y con el fin de combatirlo.

Proceso