Oaxaca.- La LXIV Legislatura saldó una deuda histórica que el Estado tenía con los y las oaxaqueñas, con la aprobación de la Ley de Consulta Previa, Libre e Informada de los Pueblos y Comunidades Indígenas y Afromexicanas para el Estado de Oaxaca.

Aprobado en sesión extraordinaria de esta soberanía, con 32 votos a favor, este instrumento jurídico establece los principios, bases y procedimientos para garantizar el derecho a la consulta, y reconoce a las comunidades y pueblos indígenas y afromexicanos como sujetos de derecho público.

En tribuna, la diputada Gloria Sánchez López, presidenta de la Comisión Permanente de Asuntos Indígenas y Migración, y promoverte de la ley, precisó que la aprobación de este ordenamiento representa un paso firme en la defensa y reivindicación de los derechos de los pueblos y comunidades.

La legisladora resaltó la importancia de esta nueva Ley para nuestros pueblos, quienes son los dueños originarios, propietarios ancestrales de nuestros territorios, pero que por muchos siglos fueron despojados de sus propias tierras y recursos naturales.

La diputada señaló que gobiernos anteriores han minimizado y han querido diluir el derecho a la consulta, para tomar decisiones sin consultar a los pueblos, implementando obras y proyectos que benefician a las empresas, pero perjudican nuestros territorios, nuestros recursos, y nuestra cultura.

Gloria Sánchez informó que esta nueva ley establece las bases, principios y procedimientos para garantizar procesos de consulta objetivos e imparciales, que se respete la voluntad de las comunidades, y que los acuerdos que surjan de las consultas se cumplan en beneficio de nuestros pueblos.

Esta ley es una herramienta poderosa que fortalecerá la comunalidad de nuestros pueblos, manifestó la diputada, será un instrumento para defender nuestros derechos, servirá para contener y regular proyectos que anteriormente se impusieron a nuestras espaldas, y lograremos que los proyectos que se implementen en nuestros territorios realmente cuenten con el consentimiento de nuestros pueblos.

Gloria Sánchez reconoció que esta Ley de Consulta Indígena forma parte de los profundos cambios que nuestro país experimenta después del mandato popular que se reflejó en las urnas en julio del 2018, y manifestó que gracias a la integración plural en esta legislatura y a la suma de voluntades fue posible hacer realidad esta nueva ley indígena que nos ubica en la vanguardia en materia de derechos indígenas.