México.- La regulación del cannabis, como se plantea en un anteproyecto de reforma “no oficial”, y que se dice está en comisiones, “no traerá la paz”, como ofrece el documento, dijo la secretaria de la Comisión de Justicia, Claudia Edith Anaya Mota. “La regulación no traerá la paz; dará orden al producto, generará industria y, como en toda oferta, también generará demanda”, señaló la senadora priista.

En el tema de la regulación del cannabis, Anaya Mota es autora de una iniciativa para causar el Impuesto a la Producción y Servicios (IEPS), ya que, desde luego, la industria de esta planta, hoy prohibida, generaría ingresos al Estado.

Entrevistada sobre el anteproyecto de Ley para la Regularización del Cannabis, explicó que en la exposición de motivos se indica que las disposiciones propuestas traerán beneficios en materia de seguridad, pero generaría “recaudación fiscal y negocio para algunos”.

Señaló que los integrantes de la Comisión de Justicia “no hemos recibido este proyecto ni de manera oficial en nuestras oficinas, ni a través de nuestro correo electrónico, lo cual me hace pensar que esta filtración es para medir las reacciones mediáticas, como cuando se hizo con la anterior, la semana pasada, de la reforma judicial”.

El anteproyecto incluye además reformas al Código Penal Federal, que en su artículo 195 dispondría que “tratándose de cannabis sólo será sancionada la posesión cuando sea superior a 200 gramos, en cuyo caso la pena será de tres a seis años de prisión”.

Refiere que “la posesión del cannabis en una cantidad superior a los 28 gramos, establecidos por la Ley General de Salud, e inferior a los 200 gramos a que se refiere este artículo, sólo será sancionada con multa, en los términos del segundo párrafo del artículo 58 de la Ley para la Regulación del Cannabis”.

La disposición sanciona con el decomiso del producto y comprende diversas medidas como la amonestación, trabajo comunitario, multa de 60 a 120 Unidades de Medida y Actualización (UMA), y por 36 horas.

La legisladora comentó que tal disposición serviría para “cargar 200 cigarros y venderlos y si detienen a los traficantes sólo van a poner una multa y ya no los meten a la cárcel”.

En relación a la posición de las plantas por persona en su vivienda, o las permitidas por organización, no se especifica si son plantas hembra o plantas macho.

Anaya Mota agregó que si el Senado de la República realiza parlamento abierto, “organizaciones que se dedican al tema pueden especificar más esta cuestión”.

El Universal