La presidenta del Comité Ejecutivo de Morena, Yeidckol Polevnsky, al renunciar al 75% de recursos al que le fueron asignados a su partido, son referentes a la operación ordinaria y negó que los gastos para credencialización de los afiliados al partido se vean afectados, pues dijo que se encuentran en un apartado de actividades específicas “que está intacto”, por lo que advirtió “que no me anden provocando, porque renuncio al 90%“.

En una entrevistada Polevnsky detalló que se recibían alrededor de mil 240 millones de pesos (mdp), lo cual significaba 34 mdp al mes, suma que para ella significaba una cantidad “obscena” que dijo, Morena no necesita. Afirmó que como un partido que inició Andrés Manuel López Obrador, sus primeros ingresos eran de “menos de la mitad de lo que nos estamos quedando”, por lo que indicó que es posible operar con esa suma.

Aseguró que el temor de quienes la han acusado de dejar a Morena sin dinero para las credenciales en realidad se resumen a la desinformación, ignorancia o bien, que al llegar a la presidencia “no puedan quedarse con esa cantidad de dinero”. Explicó que con el dinero al que renunció el partido podrá destinarse a sectores que lo necesitan más como salud, infraestructura o educación, por lo que apuntó que “el presidente hará mejor uso” de él.

Subrayó que gastos como etiquetados que representan el 2%, o la capacitación para las mujeres es un “dinero intocado”, el cual se agrupa también en actividades específicas. Recordó que en ese sentido, la mejor campaña es “mostrarle congruencia a la gente” y demostrar que no están ahí por el dinero sino por “el cambio verdadero y de la Cuarta Transformación”. El Heraldo de México