El presidente municipal de la Villa Sola de Vega, Esaú Núñez Calvo, en respaldo a la Agencia de Policía San José Obrero Paso Ancho, dio cuenta del ataque a balazos y quema de casas así como destrozos que sufrió esa localidad.

Por ello el edil solicitó de manera urgente que la Guardia Nacional y la Policía estatal ingrese a la zona para resguardar a la población que en este momento se encuentra en peligro por el conflicto limítrofe que se vive con San Vicente Coatlán.

“ya no vamos a permitir más derramamiento de sangre, ya no queremos más muertos, ya no más familias enlutadas, ni niños huérfanos o mujeres viudas” señalo el edil.

Fuente: Análisis del Acontecer