Originaria de San Juan Cacahuatepec, Oaxaca, María Fernanda descendiente de la etnia Amuzgo, no solo se ha dedicado desde su adolescencia y juventud a conocer e interpretar los bailes regionales oaxaqueños en el grupo de danza del Instituto Tecnológico de Oaxaca, lo que la llevó a representar esta riqueza cultural y artística en diferentes estados de la república mexicana y cruzar fronteras.

María radica desde hace 10 años en el estado de California, forma parte del grupo culinario de Julie´s Dinner Club en la ciudad de Okland, California USA, un concepto local donde cultura y gastronomía hacen un binomio cotidiano.

Sus platillos artesanales con productos orgánicos de proveedores locales y en ocasiones especiales de otras partes del mundo, abrirá sus puertas este 13 de diciembre a la riqueza culinaria de Oaxaca en la creación y talento de su Sou Chef, la cocinera María.

Ella es una de los 13 millones de emigrantes en el mundo y de las 6.1% millones de mujeres emigrantes mexicanas, de los cuales el 98% reside en los Estados Unidos y más aún de los 5.6 millones de migrantes mexicanos con documentos.

Para ella, la discriminación y la falta de oportunidades laborales que cubrieran sus expectativas profesionales y de vida, la llevo a tomar la determinación de cruzar  la frontera.

Firme en su determinación y sin victimizarse, aprendió no solo el idioma y las costumbres de una mexicanidad construida en el exilio, sino también de la solidaridad y el abuso de sus propios paisanos.

Diez años a la distancia María  formo parte de las  30 cocineras latinas de Master Chef  USA. Y,  desde hace dos años y medio ha innovado la cocina de Julie´s Dinner Club con una fusión de aromas, colores y sabores que son una fusión de la comida tradicional oaxaqueña con notas y esencias de una ciudad santuario y Cosmopolitan como es Berkly.

Sus creaciones han despertado el interés de la comunidad oaxaqueña que reside en los alrededores incluido San Francisco y los Ángeles, California en las cuales ha participado activamente en la Guelaguetza y eventos mexicanos que se realizan anualmente.

María, mujer oaxaqueña que ha construido con constancia, esfuerzo y superación un pequeño rincón de Oaxaca en su cocina, ahí donde en el día a día se fija nuevas metas, nuevos anhelos, nuevos sueños al lado de su familia: Su compañera de vida Laura y su pequeño hijo Max.

Orgullosa de su origen, de su tierra, de su Oaxaca, transforma la nostalgia de la distancia con sus guisos, mientras tararea su canción preferida de otro oriundo exitoso de San Juan Cacahuatepec, su paisano, Álvaro Carrillo: “Como se lleva un lunar. Así yo te quiero, por eso ya vez, que al sentir tu mirada, doy espaldas al mundo para adorar tu cara”.

Por: Claudia Martínez