Integrantes de la Asamblea Social del Agua (ASA) se manifestaron en el Congreso del Estado de Puebla y acusaron a los diputados de la coalición Juntos Haremos Historia de traición por aprobar una reforma que legaliza el corte del servicio de agua potable y de drenaje a los usuarios morosos.

Los activistas acusaron que esta reforma es inconstitucional pues el acceso al vital líquido es un derecho humano que está protegido por el artículo 4 de la Constitución.

El abogado Omar Jiménez Castro agregó que otro de los puntos que aprobaron este miércoles los legisladores de Morena incluye convertir los adeudos con la concesionaria privada Agua de Puebla para Todos, en créditos fiscales que serían cobrados por el Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (SOAPAP).

“¿Qué significa esto? Que si los poblanos se niegan a pagar, llegará la empresa a embargarle sus bienes, como en tiempos del porfiriato, como en tiempos del morenovallismo, que pensamos que ya estaba muerto y sigue vivo. Esa reforma atenta contra los intereses del pueblo”, expresó.

“Ahora estos diputados (de Juntos Haremos Historia) se han convertido en los diputados de la concesionaria”, agregó el abogado, quien recordó que durante las campañas los ahora legisladores prometieron rescindir la concesión y desprivatizar el servicio.

Proceso