El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, pidió ayuda al presidente Andrés Manuel López Obrador para que cubra el déficit financiero que sufre la entidad en materia de salud, que supera los 2 mil 500 millones de pesos.

El gobernador mencionó que los Hospitales de Tlaxiaco y de la Mujer, este último construido con el respaldo de la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena) podrían quedar en manos de la federación, luego de que el estado no cuenta con los recursos suficientes para poder echarlos andar.

Aceptó que actualmente el gobierno estatal arrastra una deuda heredada por los ex gobernadores Ulises Ruiz y Gabino Cué de 2 mil 500 millones de pesos, en unidades médicas hospitalarias que se quedaron inconclusas y en diversos hechos de corrupción, como la de dejar de pagar impuestos al SAT y prestaciones al Fovissste, o construir unidades médicas fantasmas o asignar plazas laborales sin sustento.

Murat dijo que por ello con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), se está evaluando que sea esta institución quien opere el Hospital de la Mujer.

Mientras que en el caso del hospital regional de Tlaxiaco, se está buscando que se pueda operado con el IMSS.

Milenio