El presidente Andrés Manuel López Obrador suscribió la postura del Gobierno de México frente al golpe de Estado en Bolivia, que este día fijó el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, al reafirmar que se hará valer la tradición nacional de derecho al asilo a quien lo solicite, así como el respeto a los principios de no intervención y autodeterminación de los pueblos establecidos en la Constitución.

“Esa es la postura del Gobierno de México (…) Va a estar informando de manera permanente la SRE (…) Es un tema que amerita un seguimiento, una atención. Se harán planteamientos, como exhorto a la OEA, para que con urgencia convoque a reunión y se fije con claridad una postura. No al silencio”, enfatizó.

El jefe del Ejecutivo recordó que ayer emitió un mensaje en sus redes sociales en el que expresó su reconocimiento a Evo Morales “porque prefirió renunciar a exponer la vida de sus conciudadanos. Eso es muy importante”.

El titular de la SRE, Marcelo Ebrard, sostuvo que lo sucedido en Bolivia es un golpe de Estado y que el gobierno mexicano hará valer los valores y principios constitucionales, entre los que se encuentran el derecho al asilo y la no intervención.